El Instituto de Enfermedades Tropicales se suma al día mundial de las enfermedades tropicales desatendidas

Enfermedades tropicales desatendidas 2020

La Organización Mundial de la Salud ha propuesto que hoy, 30 de enero de 2020, se celebre por primera vez el Día Mundial de las Enfermedades Tropicales Desatendidas. Más de 250 instituciones tanto públicas como privadas, ONGs, fundaciones, entidades financiadoras y centros de investigación se han unido con la finalidad de crear conciencia de la existencia de estas patologías entre la sociedad a través de la organización de múltiples actividades en torno a las NTD.

En España, numerosas entidades como como la Universidad de Granada, varios hospitales de Madrid y el Instituto de Salud Carlos III, además del Instituto de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias, perteneciente a la Universidad de La Laguna, se han adherido a esta iniciativa, con el fin de fomentar el conocimiento de la existencia de esta problemática entre la población española.

Así, el instituto investigador de esta universidad celebra hoy una Jornada de Puertas Abiertas dirigida a estudiantes de Secundaria y Bachillerato de varios centros educativos de Tenerife para crear conciencia de este problema a nivel mundial, así como compartir qué se hace desde el Instituto para intentar aportar soluciones a estas enfermedades que afectan a una gran parte de la población mundial. Esta mañana ha recibido al alumnado del IES Magallanes que cursa estudios en el ciclo formativo sobre Laboratorio Clínico y Biomédico.

 

¿Qué son las enfermedades tropicales desatendidas?

Puertas abiertas IUETSPC 2020En la actualidad son veinte las enfermedades tropicales que la Organización Mundial de la Salud califica como “desatendidas” ya que, aunque afectan a más de 1.500 millones de personas, son casi siempre las más vulnerables, las que cuentan con menos recursos, abandonadas por gobiernos, investigación, farmacéuticas, etc., asegura Jacob Lorenzo, director del Instituto.

Lo que diferencia a estas patologías de las demás es que estas enfermedades son generalmente incapacitantes en lugar de mortales, por la forma en que ciegan, discapacitan o desfiguran a las personas, quitándoles no solo su salud, sino también sus posibilidades de permanecer en la escuela, ganarse la vida o incluso ser aceptados por su familia o comunidad.

De hecho, prosigue Lorenzo, estas infecciones son co-endémicas: un individuo puede estar infectado con más de un NTD además de otras enfermedades bien conocidas como el VIH, la tuberculosis y la malaria. “Por ejemplo, la esquistosomiasis por infección parasitaria puede hacer que las mujeres y las niñas sean más susceptibles a la infección por el VIH, agota los micronutrientes y el hierro de los niños en desarrollo para detener su crecimiento y hace que tengan menos probabilidades de ir a la escuela”.

Puertas abiertas 2020 IUETSPCIgualmente, una infección crónica por parásitos helmintos conocida como filariasis linfática (LF) puede reducir la eficacia de las vacunas al modular ampliamente el sistema inmune. “La LF causa inflamación severa (linfedema) en 40 millones de personas, lo que los estigmatiza socialmente y en gran medida estas personas no pueden trabajar. Además de la esquistosomiasis y la filiriasis linfática, muchas más patologías invisibilizadas se caracterizan por discapacidades crónicas, mayor susceptibilidad a enfermedades infecciosas y no infecciosas, estigma social y una carga económica para el individuo, la familia y el país”, asegura.

Es frecuente que varias de estas dolencias se ceben en el mismo país, ya que normalmente se concentran en lugares tropicales: Latinoamérica, Asia y África son las regiones más castigadas. Como suele ocurrir, el último continente se lleva la peor parte y no solo presenta casi todas estas dolencias, sino que es el único lugar donde todavía persisten algunas.

Estas enfermedades se pueden tratar y prevenir en gran medida mediante el control de los insectos que las transmiten, la mejora de la calidad del agua y el saneamiento, y la entrega eficiente de tratamientos farmacológicos ya donados por las principales compañías farmacéuticas.

NTD Dday 2020

¿Por qué un día mundial?

En materia de salud y desarrollo, los días mundiales de sensibilización ofrecen una oportunidad anual para movilizar una mayor atención, acción e inversión en temas prioritarios, particularmente en los países y comunidades más directamente afectados.

Las enfermedades tropicales desatendidas eran uno de los pocos problemas de salud y desarrollo que no tenían un hito dedicado de defensa, hasta ahora. El Día Mundial de esta efeméride reunirá a defensores de la sociedad civil, líderes comunitarios, expertos mundiales en salud y formuladores de políticas que trabajan en todo el panorama de las ETD, y unificará a los socios detrás de nuestro objetivo común: #BeatNTDs.

Así, 2020 será un año decisivo porque se espera que la Organización Mundial de la Salud lance nuevas metas de ETD para guiar el progreso hacia 2030. En respuesta, los líderes tendrán la oportunidad y la responsabilidad de volver a comprometerse a vencer estas patologías y poner recursos políticos y financieros detrás de sus palabras. “Sin embargo, esto no sucederá sin el apoyo de una comunidad científica bien organizada que impulse la atención y la acción de manera consistente en los próximos meses. Para tener éxito, debemos comenzar 2020 con fuerza, que es donde entra este Día Mundial”, apostilla Jacob Lorenzo.

El 30 de enero es pues el aniversario de la Declaración de Londres 2012 sobre estas enfermedades, que unificó a los socios de todos los sectores, países y comunidades para impulsar una mayor inversión y acción.

“Esta fecha no solo honrará esta increíble muestra de apoyo, sino que inspirará y reunirá a los socios cada año detrás de la lucha por #BeatNTDs”.

 

Comments are closed.