Las universidades de La Laguna y de N’Zérékoré (Guinea) firman un acuerdo de cooperación

Cooperación universidad Nzerekore Guinea

La Universidad de La Laguna amplía fronteras y repercusión internacional. La semana pasada se firmó un convenio de colaboración entre la Universidad de La Laguna y la guineana de N’Zérékoré.

Se trata de un acuerdo general del cual se derivarán acciones específicas, y una de ellas se centra en que el centro de educación superior canario acoja a un profesor y a un estudiante recién egresado del país africano para que realicen estudios de máster en materias preferentes como las energías renovables, las enfermedades tropicales o la ingeniería agronómica.

El propósito de esta iniciativa es que con posterioridad estas personas se adentren en el doctorado, que será compartido entre las dos instituciones. El objetivo de todo ello, y siempre con el compromiso de retorno a la universidad de origen, es capacitar al cuerpo docente de la universidad guineana, que apenas cuenta con doctores entre su profesorado.

La universidad de N’Zérékoré se encuentra al sur de la República de Guinea (o Guinea Conakry), en la zona conocida como la Guinea Forestal. Se trata de un centro joven, con apenas 3.000 estudiantes -solo un 24% son mujeres-, que cobró plena autonomía en 2016. Dispone de tres facultades: de Ciencias y Técnicas, de Ciencias del Medio Ambiente y de Letras y Humanidades.

Este convenio es fruto de un trabajo de muchos meses, gracias a la mediación del diputado nacional Zoupe Zogbelemou, quien ha estado permanentemente en contacto con el Vicerrectorado de Proyección, Internacionalización y Cooperación. El rector de la universidad africana, Keita Oumar, mostró en la firma del acuerdo su verdadero interés en esta colaboración con una universidad europea, cuyos resultados comenzarán a verse previsiblemente en el curso 2022/23, para poder desarrollar acciones conjuntas de investigación y la mejor recualificación de su profesorado.

“Las universidades, como portadoras del conocimiento que hace avanzar a las sociedades, nunca hemos tenido fronteras”, explicó la vicerrectora de la ULL, Lidia Cabrera.  “Hoy más que nunca las universidades tenemos que estar unidas para trabajar y aprender juntas”. El presente y el futuro de la universidad es trabajar en red, y por eso se forman tantos consorcios, añadió. “Las universidades nos apoyamos y logramos así un progreso compartido”, señaló Cabrera. “Y también lo hacemos porque las universidades tenemos la responsabilidad de contribuir a la resolución de problemas y mayor conocimiento para desarrollar la paz, la igualdad, el desarrollo humano y el desarrollo sostenible”.

Somos la universidad europea más cercana a África, dijo Cabrera. Tenemos alrededor de treinta convenios con universidades africanas en Senegal, Cabo Verde, Túnez, Marruecos o Mauritania. “Es hora de trabajar con Guinea y muy especialmente con la Guinea Forestal”. Agradeció el apoyo de las administraciones locales, “sin las cuales no podríamos trabajar”.

De hecho, el convenio, que fue firmado en un acto atestado de estudiantes, ha estado muy arropado por las autoridades locales de la región: el alcalde, Moriba Délamou; el prefecto, coronel Alseny Camara; y el gobernador, Mohamed Lamine. Todos ellos, visitados en la misma misión por la vicerrectora de Internacionalización, se comprometieron a apoyar el convenio y expresaron su interés sincero en la creación de un laboratorio de enfermedades tropicales.

 

Comments are closed.