Investigadores del Instituto de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias de la Universidad de La Laguna (ULL), y la experta internacional en patología experimental Maritza Omaña Molina, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), han abordado estos días la primera fase de los ensayos biológicos que permitirán valorar la eficacia de uno de los fármacos contra las amebas de vida libre, causantes de una inflamación ocular molesta y poco frecuente, que está desarrollando el centro tinerfeño.

Para comprobar la eficiencia del fármaco la investigadora mejicana ha formado al personal del Laboratorio de Amebas de Vida Libre del instituto en la implementación de un modelo ex vivo que permite analizar, a partir de las córneas extraídas de los ojos de ratón, de qué manera se producen las infecciones provocadas por las amebas o Acanthamoebas ‒cuya población de riesgo mayor son los usuarios de lentes de contacto‒ así como probar también su efecto en la experimentación in vivo.

El director del instituto, Jacob Lorenzo Morales, apunta que esta fase, desarrollada durante las semanas de estancia de la experta mexicana ha supuesto un gran avance en la investigación en la que trabajan desde hace años: “Nosotros tenemos ya bastante desarrollado todo el proceso en el instituto, y el hecho de que la doctora Omaña nos muestre las técnicas de extracción ex vivo e in vivo en las que los mejicanos son punteros, ha supuesto un ahorro de tiempo muy considerable, ya que podríamos haber tardado de seis meses a un año si no hubiésemos contado con su experiencia y asesoramiento”.

“Lo que estamos haciendo ‒explica Maritza Omaña‒ es estandarizar una estrategia de trabajo certera, probada y apoyada en años de investigación, que ya está publicada en los estudios del Instituto de Enfermedades Tropicales. No es algo en lo que estemos innovando porque la estrategia funciona, y en el caso de que el fármaco no fuese tan efectivo como esperamos, se cambiaría y reconduciría, pero la estrategia seguiría siendo la misma”.

 

Modelo ex vivo

Ambas estrategias (ex vivo e in vivo) se están probando en uno de los tres fármacos que se desarrollan actualmente en el instituto. En el modelo ex vivo se evalúa toda la superficie de la córnea del ratón. La técnica que se aplica permite observar la forma en que las amebas la invaden y cómo se van alimentando del tejido, desestabilizándolo y causando la infección denominada queratitis por Acanthamoeba.

Esta primera fase del proceso en la que se actúa sobre las córneas extraídas de los ratones es un trabajo que la doctora Omaña describe como “completamente artesanal”, en el que se ha perfeccionado la extirpación del órgano de una forma eficiente para que interaccione con los fármacos y amebas. Una extracción de alta precisión efectuada en óptimas condiciones en la que hay que evitar los roces y daños para propiciar la interacción con las amebas de vida libre.

En el caso de que el fármaco fuera efectivo en la fase inicial en la que estos organismos se fijan a la córnea, su superficie se vería completamente lisa, sin huecos, algo que puede comprobarse mediante microscopia electrónica, técnica fundamental en el análisis y posterior estudio de las muestras. Una vez que el parásito hubiera fagocitado la célula, el microscopio mostraría una superficie irregular, con pequeños montículos que evidencian la presencia del patógeno.

En una segunda etapa del estudio se determinará cómo el fármaco es capaz de impedir que las amebas lleguen a los distintos órganos. Y es que a pesar de que inicialmente está enfocado para actuar en la córnea, se puede aplicar en otro tipo de infecciones, como la que pueden provocar en las células del riñón, hígado, bazo e, incluso, el cerebro, sobre todo en pacientes inmunodeprimidos.

 

Futuras patentes

Modelo ex vivo queratitis amibianaLos ensayos ‒cuyas primeras conclusiones se conocerán en unas semanas‒ se han realizado en uno de los fármacos (en proceso de solicitud de patente) de los tres en los que trabaja actualmente el Laboratorio de Amebas de Vida Libre.

“Estamos desarrollando varios fármacos de origen natural en los que ya hemos comprobado su alta eficacia frente a las amebas”, puntualiza el director del instituto, centro nacional de referencia en este ámbito que recibe muestras de todo el país en espera de diagnosis.

Además de asesorar en las técnicas quirúrgicas de las extracciones ex vivo, Maritza Omaña, con una trayectoria profesional de más de 30 años ‒reconocidos en 2020 con el Premio Estatal de Ciencia y Tecnología que otorga el Gobierno mexicano‒ ha abordado también las técnicas in vivo durante su estancia en la Universidad de La Laguna. En este caso, el fármaco se introduce por la nariz del ratón para poder analizar, por etapas, su efectividad.

Junto a sus conocimientos de las técnicas quirúrgicas de extracción en el estudio de las amebas, la experta mejicana ha impartido también varias clases magistrales al alumnado de la Universidad de La Laguna durante su estancia en la isla.

La colaboración entre la Universidad de La Laguna y la investigadora de la UNAM viene desarrollándose desde hace 16 años mediante numerosas aportaciones en publicaciones científicas y en estos momentos está pendiente de formalizarse con la firma de un convenio de cooperación entre ambos centros académicos.