Vacunaciones

La vacunación es un método de protección frente a algunos agentes patógenos. Consiste en inocular al individuo bacterias, virus o fracciones de éstos con la finalidad de producir anticuerpos que impidan el desarrollo de las enfermedades causadas por estos agentes.

Si va a realizar un viaje a un país tropical, subtropical o en vías de desarrollo, debe acudir a un Centro de Vacunación Internacional (CVI) al menos con cuatro semanas de antelación, especialmente si se necesitan vacunas para viajar. No obstante, los viajeros de última hora también pueden beneficiarse de dicha consulta médica.

Un Centro de Vacunación Internacional es un servicio sanitario donde, tras una evaluación individualizada, se asesora en materia de medicina del viajero:

  • Informan sobre los riesgos sanitarios inherentes a los viajes internacionales.
  • Administran las vacunas obligatorias y recomendables.
  • Informan acerca de las enfermedades que previenen.
  • Recomiendan y prescriben medicamentos en dosis preventivas.
  • Asesoran sobre mecanismos de actuación, contraindicaciones, efectos secundarios, interacciones y dosificación.

Algunas vacunaciones están sometidas a reglamentación internacional, pudiendo ser exigido por las Autoridades Locales del país que se visita un Certificado Internacional de Vacunación.

Este tipo de vacunación sólo se administra en los Centros de vacunación  autorizados y aprobados por la Organización Mundial de la Salud, en donde se proporciona el Certificado Internacional de Vacunación.

La vacunación es una ayuda muy importante en la prevención de enfermedades infecciosas.

Los viajeros pueden vacunarse contra algunas enfermedades. La selección de las vacunas para un viaje determinado dependerá de la situación sanitaria concreta del país a visitar, de las enfermedades endémicas que le afecten, de las características del viaje (no se corren los mismos riesgos en un viaje de aventura que en uno organizado y no es lo mismo un viaje a una zona rural que a una zona urbana), de la duración del mismo, de la situación general de salud del propio viajero y del tiempo disponible antes del viaje.

Por todo ello, estas medidas preventivas deberán recomendarse en los servicios médicos de forma personalizada.

Existen otras vacunas que sólo son aconsejables en casos especiales, en los que hay que valorar individualmente las características y la duración del viaje, las condiciones sanitarias del país de destino, la edad y la situación clínica del viajero.

Estas pueden ser: encefalitis primero estival, encefalitis japonesa, neumococo, difteria, gripe, etc.

Fuente: OMS y Ministerio de Sanidad.